Ladrar al Viento son las consecuencias de provocar una residencia artística en el espacio de trabajo. Una experiencia de gestión y reubicación de desechos documentada y expuesta. Se puede ver hasta diciembre en Mtn Shop Madrid.

Comisariado y fotografía de Despropósitos por Daniel L. Lasso De la Vega.
El vídeo muestra el proceso de trabajo en el exterior.

El objetivo es el bailar los ojos. Que entren y salgan.Que se muevan. Que sigan y que jueguen.